Velázquez, 109. Madrid (Spain - Europe)

+34.915649345 info@abanlex.com

IBM y Abanlex explican la Inteligencia Artificial y sus retos para el sector jurídico

Expertos en Inteligencia Artificial
De izquierda a derecha: Pablo Fernández Burgueño (Socio en Abanlex), Elisa Martín Garijo (Directora de Innovación en IBM España) y Alejandro Touriño (abogado en Écija)

Artículo elaborado por Candela Llopis, responsable de comunicación de Abanlex.

El avance de la inteligencia artificial está empezando a generar cambios importantes en el sector legal. Invitados por Lefebvre · El Derecho, Abanlex e IBM hemos analizado la situación en una nueva edición de Conversaciones en la Azotea: INTELIGENCIA ARTIFICIAL, EL FUTURO ESTÁ AQUÍ.

Elisa Martín Garijo (@ElisaGarijo), Directora de Tecnología e Innovación de IBM España, Pablo Fernández Burgueño (@Pablofb), Socio de Abanlex, y Alejandro Touriño (@alextourino), abogado de Écija, conversan sobre la inteligencia artificial, su diferencia con la inteligencia cognitiva y los diferentes usos que plantean ambas para el sector legal.

La Inteligencia Artificial no es un problema que requiera solución. Aporta una situación con la que hay que lidiar.” – Pablo Fernández Burgueño, abogado y socio en Abanlex.

La Inteligencia Artificial (IA) es cada vez más real. Su progreso puede ayudar a lanzar con más fuerza incluso otras áreas de interés como el Internet de las Cosas (IoT) o la Realidad Virtual. La inteligencia artificial supone que una maquina sea capaz de emular la función cognitiva del ser humano. Por ejemplo, si un un sistema informático es capaz de ser resolutivo, visualizar, reconocer audios o aprender por sí mismo, razonar y comunicarse, podríamos decir de él que cuenta con inteligencia artificial.

En el vídeo, Pablo y Elisa, guiados por las preguntas de Alejandro, exponen las diferencias entre la inteligencia artificial y la cognitiva. Los intervinientes ponen de relevancia el hecho de que estos sistemas ya se están integrando paulatinamente en la actividad diaria de las personas. Los cognitivos que muestran información basada en fuentes de información son los primeros que están empezando a formar parte de la toma de decisiones en tareas relevantes. Este hecho genera consecuencias relacionadas con la finalidad, integridad e imparcialidad de las basas de datos de las que toman información.

Otra cuestión sobre las implicaciones jurídicas de este tipo de sistemas es que las personas tiendan a confiar en demasía y a dejarse guiar por las respuestas que de ellos reciban. Podría suceder que un sistema de este tipo esté diseñado o sea hackeado para manipular al usuario mostrándole información sesgada políticamente. El usuario creerá estar recibiendo respuestas objetivas de fuentes inocuas e inalteradas, cuando, en realidad, los contenidos habrían sido modificados buscando un resultado social determinado.

Representantes de Abanlex e IBM tratamos estos asuntos en el vídeo que puedes ver a continuación.

¿Habrá que elaborar normas más adecuadas a estas nuevas tecnologías? En Abanlex trabajamos para determinar los cambios necesarios que deben ser llevados a cabo para que el ordenamiento jurídico impulse el desarrollo.

Deja un comentario